sábado, 4 de noviembre de 2017

152) Hacía unos 80 años que nadie pisaba este suelo


HACÍA UNOS 80 AÑOS QUE NADIE PISABA ESTE SUELO

Para llegar al suelo de este fortín ha habido que picar, remover y palear hasta 1,80 m de tierra, escombro, cascajo de piedra y todo tipo de basuras y residuos. 

Una colmatación que se inició al poco de terminar la guerra, cuando los chatarreros destruyeron la cubierta de hormigón para extraer los raíles de ferrocarril que conformaban su estructura, inundando con los cascotes y deshechos todo el interior de la fortificación. Después, años y años de acumulación de tierras arrastradas por las lluvias, de raíces y hojas en descomposición, y de multitud de desperdicios provenientes de la actividad humana.

Hoy, tras permanecer casi 80 años enterrado, el fino pavimento de cemento irregular sale a la luz y, por primera vez desde entonces, unas botas vuelven a pisar el mismo suelo que pisaron las tropas que ocuparon esta posición. 

(Excavación de fortines en la Dehesa de Navalcarbón. Las Rozas de Madrid, noviembre de 2017. Plan General de Fortificaciones de la Guerra Civil de la Comunidad de Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario