sábado, 2 de diciembre de 2017

154) Munición en la Dehesa de Navalcarbón


MUNICIÓN EN LA DEHESA DE NAVALCARBÓN


Los numerosos restos de munición que están apareciendo en las excavaciones de Navalcarbón corresponden, principalmente, a tres tipos: Máuser 7mm, 303 British y Mosin-Nagant.

Restos de munición Mauser 7 mm. recuperados en Navalcarbón.


El Máuser 7 mm era el fusil reglamentario del Ejército Español al estallar la Guerra Civil y, por tanto, ampliamente utilizado por ambos ejércitos durante la contienda. La munición Mauser 7 mm podía ser empleada también en armas automáticas como la ametralladora Hotchkiss (reglamentaria en el Ejército Español en 1936), la Colt-Browning o los fusiles ametralladores Hotchkiss o Ecia.


Restos de munición 303 British recuperados en Navalcarbón

El cartucho 303 British era la munición del fusil Lee-Enfield. Su calibre era de 7,7 mm y podía ser empleado en diversas armas automáticas, tales como la ametralladora Vickers o el fusil ametrallador Lewis. En el frente de Madrid, los restos de este tipo de munición suelen aparecer vinculados a posiciones republicanas.

Restos de munición Mosin-Nagant 7,62 mm recuperados en Navalcarbón

Durante la Guerra Civil, el fusil Mosin-Nagant llegó a España en grandes cantidades procedente de la URSS. Su calibre era de 7,62 mm. Esta munición también era empleada en armas automáticas como la ametralladora Maxim, la Colt-Browning o el fusil ametrallador Degtyarev. El fusil Mosin-Nagant fue masivamente empleado por el Ejército Popular de la República.


(Excavación de fortines en la Dehesa de Navalcarbón. Las Rozas de Madrid, noviembre de 2017. Plan General de Fortificaciones de la Guerra Civil de la Comunidad de Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario